El ronquido: sus posibles causas y tratamientos

Roncar es más común de lo que uno se imagina. Uno ronca porque está muy cansado, o porque bebió alcohol o simplemente porque sufre de un trastorno del sueño. En más de una oportunidad, quien ronca no sólo sufre las consecuencias de despertarse a mitad de la noche, sino quiénes duermen con ellos padecen de los ruidos molestos. Pero ¡no alarmarse! Los ronquidos tienen solución.

¿Qué son los ronquidos?

Los ronquidos son el sonido ronco o fuerte que se produce cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y hace que estos vibren mientras respiras. Al respirar, las paredes de la garganta comienzan a vibrar, generalmente cuando respiras, pero también, en menor medida, al exhalar. Estas vibraciones conducen al característico sonido del ronquido.

 

Casi todas las personas roncan de vez en cuando, pero para algunas personas esto puede ser un problema crónico. No todos los ronquidos son iguales, por eso es tan importante identificar bien la causa ya que no todo el mundo ronca por la misma razón.

Causas por las que roncamos

Las causas pueden ser muy variadas. Pueden afectar a las personas que no se cuidan y tienen una mala calidad de vida como por ejemplo el consumo de alcohol o sobrepeso, hasta enfermedades respiratorias que pueden afectar a la persona desde que una edad temprana. Si la causa es esta última debe ser controlado por un especialista que le ponga un tratamiento adecuado.

  • Problemas en las vías respiratorias, boca y garganta. Esto se presenta cuando nos encontramos con las amígdalas agrandadas o inflamadas, la garganta más estrecha de lo normal, paladar grueso, lengua más grande que la boca o anomalías en los huesos de la cara. Cuanto más estrecha las vías respiratorias, mayor será la vibración y más fuerte estarás roncando. A veces, las paredes de la garganta colapsan completamente quedando ocluidas, creando una condición llamada apnea (cese de la respiración). Esta es una afección grave que requiere atención médica.

  • Tono muscular debilitado. El ronquido sucede cuando no se puede mover el aire libremente a través de la nariz y la boca durante el sueño, y en muchas ocasiones se da por anomalías en los tejidos blandos de la garganta.

  • Sinusitis, alergias y resfriados. Pueden ocasionar ronquidos de forma puntual.

  • Consumo de Alcohol, tabaco, drogas o ciertos medicamentos pueden aumentar la relajación del músculo lo que conlleva a roncar más.

  • Sobrepeso u obesidad son unas de las principales causas de la apnea y el ronquido. En la mayoría de las personas en las que su peso corporal está por encima de lo normal la primera medida que deben tomar es reducir el peso. En un 50% por ciertos de los casos pueden resolverse los casos más leves de los ronquidos.

  • Embarazo y menopausia. El aumento de peso o la laxitud de los músculos del cuello son las causas de que se ronque durante estas etapas de la vida de la mujer. El problema suele desaparecer una vez que el embarazo llega a su fin o que la mujer pasa la menopausia con todos los cambios hormonales que ello conlleva.

¿Qué hacer si usted ronca?

Converse con su médico y dentista

Después de realizar la evaluación del sueño, discuta los síntomas y resultados con su médico.

Realice un examen del sueño en la comodidad de su casa o en una clínica

Su médico puede recomendar que usted agende una prueba de sueño para tener una idea mejor de sus hábitos de ronquido. Esto puede ser realizado en la comodidad de su casa.

Discuta las opciones de tratamiento

Su médico analizará los resultados de su prueba de sueño. Si es diagnosticado con apnea del sueño, recibirá una prescripción para su equipo de terapia de CPAP, lo que también puede ayudar con el ronquido. Aquí mostramos un resumen útil de las opciones de tratamiento y lo que usted puede esperar después del diagnóstico.